Ataque de Tiburón: ¿Los tiburones prefieren la sangre humana o la de los peces?

«He construido una jaula especial para observar tiburoneses diseñada por mí mismo pero… en realidad no impide que los tiburones entren dentro cuando se vuelven locos ante la presencia de sangre».

Ataque de Tiburón-Los tiburones prefieren la sangre humana o la de los peces-1
Ataque de Tiburón. ¿Los tiburones prefieren la sangre humana o la de los peces?. Fuente: Canal de Youtube de Mark Rober.

Esta es la historia de Mark Roberts y de cómo usó su jaula para saber si los tiburones prefieren la sangre humana o la sangre de los peces.

«Para entender cómo terminé en medio de las Bahamas con cubos de sangre rodeados por una tonelada de tiburones, tenemos que retroceder exactamente un año, porque fue entonces cuando hice una prueba para ver lo que realmente sucedería si los tiburones huelen una gota de sangre humana en el agua.

¡Rumbo a ver tiburones! Fuente: Canal de Youtube de Mark Rober.
¡Rumbo a ver tiburones! Fuente: Canal de Youtube de Mark Rober.

Para ese experimento bombeé 15 gotas de sangre humana por minuto durante una hora muy cerca de un grupo de tiburones que al final no estaban realmente interesados, así que esto rompió el mito de las películas de que los tiburones son estos asesinos despiadados que se vuelven locos si huelen una gota de tu sangre a una milla de distancia.

Pero esos resultados me hicieron sentir curiosidad por saber si los tiburones reaccionarían de forma diferente a la sangre de los peces que a la sangre humana y si se volvieran locos por la sangre de los peces, ¿podría usarla para ponerme en el centro de un frenesí de alimentación de tiburones y así saciar mi curiosidad?

Mis amigos de Discovery me ayudaron a volver a las Bahamas como parte de la semana del tiburón este año, pero esta vez no estaría solo. Me llevé a unos cuantos amigos conmigo… Con la bendición de mi amigo Shaquille o’Neal.

Ataque de Tiburón-Los tiburones prefieren la sangre humana o la de los peces-3
Semana del Tiburón en Discovery. Fuente: Canal de Youtube de Mark Rober.

Todo lo que quedaba era limpiarme la nariz para probar al gobierno de las Bahamas que no tenía el Coronavirus.

El único problema fue que mi prueba dio positivo y esto me puso muy triste porque no sólo me iba a perder esta aventura épica, sino que en lo que a mí respecta, básicamente estaba esperando a morir y tenía que interactuar con mi familia a través de la puerta de cristal del patio trasero usando un puntero láser y ni siquiera mi amigo la ardilla gordo Gus se acercaría a 2 metros de mí.

Pero dos semanas después me hice la prueba ésta dio negativo, pero el único problema ahora es que perdí mi oportunidad porque ya no aceptaban ningún vuelo comercial desde América porque somos el país con más casos de C.oronavirus, así que una vez más estaba increíblemente triste.

Hasta que encontré una laguna jurídica, porque aunque no se podía ir a las Bahamas en un vuelo comercial público no había reglas contra ir a las Bahamas en un jet privado, así que ésta fue la primera y última vez que tuve mi propio reactor G6 personal.

Mi reactor G6 personal
Mi reactor G6 personal. Fuente: Canal de Youtube de Mark Rober.

Actué como si hubiera estado aquí antes, como el verdadero profesional que soy. Quiero decir, sobre todo, poner a Elon en espera y transferirlo a Oprah. (Risas).

Y debo mencionar que volar a través del país en tu propio avión no es la elección más responsable desde el punto de vista ecológico, así que mientras estaba en el aire, utilicé este sitio web llamado teamtrees.org.

Puede que hayan oído hablar de esta web. Se dedica a plantar árboles con los donativos de sus visitantes. Así que me aseguré de donar para plantar suficientes árboles para absorber el carbono no sólo de mi vuelo, sino de los próximos 100 vuelos que este avión tomaría al final.

Es importante que sepan que todavía estoy súper castigado y no dejé que la experiencia me cambiara ni un poco, así que ahora que estaba en las Bahamas, lo primero que hice fue comprobarlo con mi biólogo marino de tiburones favorito y experto en buceo, Luke Tipple, porque tenemos que averiguar cómo sacar la sangre de un pez.

El primer pensamiento es: ¿puedes triturar un pez? Inténtalo. Hazme caso: NO FUNCIONA.

Triturando peces.
Triturando peces. Fuente: Canal de Youtube de Mark Rober.

Pero intentamos una variedad de otras técnicas cortando a los peces en trozos más pequeños y usando varias trituradoras, y finalmente empezamos a dar nuestros pasos y los cubos se empezaron a llenar.

Pero lo peor era EL OLOR.

También aprendí que así es como se ven los peces por dentro: son como páginas de un libro para aumentar la superficie que maximiza el oxígeno que pueden sacar del agua, así que hemos tomado unos 20 peces con un poco de ayuda de la licuadora para convertirlos en esta… Papilla para tiburones.

Ahora que tenemos casi 20 litros de papilla para tiburones… Vamos a ver qué sucede.

Ya sabemos que los tiburones no necesariamente se vuelven locos en presencia de un poco de sangre humana, pero ¿se volverían locos en presencia de un poco de sangre de pescado?

Y como firme creyente en el método científico, era hora de probar nuestra hipótesis yendo al mar una vez que estuviéramos lo suficientemente lejos de la tierra.

Luke y yo ideamos el plan de juego para el experimento: básicamente tendríamos dos tablas de surf en el agua.

Una tendría un cubo de 19 litros de nuestro batido de sangre de pescado y luego otro tendría 19 litros de sangre humana. (No era sangre humana. La verdad un poco más abajo).

También tendríamos una tercera tabla que sólo tenía agua de mar como control para asegurarnos de que los tiburones no sólo estaban interesados en las tablas de surf.

diagrama de las tablas de surf
Diagrama de las tablas de surf. Fuente: Canal de Youtube de Mark Rober.

Entonces bombearíamos el contenido de cada uno de los cubos en el transcurso de una hora y observar cuántos tiburones se acercaron a cada tabla y una vez que sepamos cuál prefieren, después de esto usaremos el resultado mañana en la jaula sólo para crear el frenesí alimenticio más salvaje, lo que me suena súper divertido ahora porque no estoy en la jaula.

Con el plan en marcha todo lo que quedaba por hacer era juntar las tablas y sacarlas con los tiburones.

Una de las limitaciones de la prueba del año pasado era que las tablas podrían haber estado demasiado cerca del barco, así que es posible que algunos de los tiburones olieran la sangre pero no la investigaran porque estaban esperando una limosna del barco, así que esta vez básicamente colocamos las tablas en el medio del maldito océano, súper lejos del barco para que no fuera una variable desconcertante.

sangre de peces cebo para tiburones
Sangre de peces cebo para tiburones. Fuente: Canal de Youtube de Mark Rober.

También debo mencionar que terminamos usando sangre de vaca porque es muy difícil encontrar legalmente 19 litros de sangre humana y después de hablar con un par de científicos de tiburones, estos han demostrado experimentalmente que toda la sangre de mamíferos esencialmente les huele igual a los tiburones, así que no afectaría los resultados usar sangre de vaca en lugar de sangre humana.

Vamos con el experimento: verificamos que las tres tablas estaban en su lugar, verificamos dos veces para asegurarnos de que cada una estaba anclada en el fondo del océano.

Entonces sólo tuve que poner en marcha las tres bombas construidas a medida usando nuestro disparador remoto, que es el momento exacto en que me di cuenta de que se debe haber roto mientras estaba siendo enviado aquí, porque no estaba enviando ninguna señal, lo que es una mierda, porque no hay absolutamente ninguna manera de hacer funcionar las bombas manualmente.

Preparando los equipos
Preparando los equipos . Fuente: Canal de Youtube de Mark Rober.

Por suerte, un truco que aprendí mientras trabajaba en la NASA es que siempre es bueno construir algún tipo de redundancia en tus dispositivos…. Por si acaso.

Así que pusimos en el código de las bombas de sangre que si no se recibe una señal de arranque remoto después de una hora, cada una de las bombas arrancará automáticamente por sí sola.

Es una característica que nunca tuvimos tiempo de probar, así que tuvimos que cruzar los dedos con firmeza y esperar lo mejor.

Así, en el momento justo después de una hora, el código de copia de seguridad entró en acción y salvó todo nuestro experimento con la sangre.

Ahora que ahora que oficialmente empezaba el experimento en el agua, pusimos el dron en el aire y comenzamos nuestras observaciones.

Lanzando el Dron
Lanzando el Dron. Fuente: Canal de Youtube de Mark Rober.

Las cosas estuvieron bastante tranquilas durante los primeros 20 minutos pero luego un tiburón se acercó y dio el primer golpe en la tabla de sangre de vaca.

Muy pronto después las cosas comenzaron a calentarse para la tabla de batido de sangre de pescado.

¡Oh, Dios mío! ¡Hay 11 tiburones alrededor de la tabla de batido de pescado!

10 minutos más tarde las cosas estaban más intensas. Todo empezó a llenarse de tiburones.

Ya vienen los tiburones
Ya vienen los tiburones. Fuente: Canal de Youtube de Mark Rober.

Dado lo que estábamos viendo,se estaba haciendo muy difícil mantener la objetividad, y así después de una hora terminamos el experimento y entramos a contar oficialmente los resultados utilizando el material del dron, y resulta que los tiburones se acercaron a la tabla de sangre de mamíferos ocho veces, la tabla de control de agua de mar estaba en Ccro y la tabla de sangre de peces tuvo la friolera de 134 aproximaciones de tiburones.

Definitivamente parece que este batido de pescado es donde está la clave.

Es bastante obvio que hay una gran cantidad de tiburones mucho más atraídos por la sangre de pescado.

Creo que ese es el futuro para el máximo frenesí alimenticio que queremos conseguir con la jaula para observar tiburones.

Ahora que tenemos un plan de juego, al día siguiente nos dirigimos a la costa y a nuestro hotel para descansar un poco de lo que está por venir.

Oh, y una nota divertida: si la única manera de llegar a un destino de vacaciones es en avión privado, el avión reduce la multitud, así que literalmente teníamos todo el complejo para nosotros.

El hotel sólo para nosotros
El hotel sólo para nosotros. Fuente: Canal de Youtube de Mark Rober.

Bueno, casi todo para nosotros, porque había como 40 gatos que aparentemente también debían volar en jet privado.

Nos despertamos muy temprano a la mañana siguiente, sintiéndonos refrescados, y nos dirigimos de nuevo al mar, donde Luke y yo preparamos unas bolsas enormes de batido de sangre de pescado para que se abrieran cuando bajara en la jaula.

Ahora que me están haciendo poner una maldita cota de malla me hace reconsiderar mis opciones de vida si algo terrible sucede.

La cota de malla protectora de tiburones
La cota de malla protectora de tiburones. Fuente: Canal de Youtube de Mark Rober.

Después de varios meses de preparación, desafortunadamente era hora de que me metiera en la jaula.

Entrando en la jaula
Entrando en la jaula . Fuente: Canal de Youtube de Mark Rober.

También sucede que podría haber olvidado mencionar esta parte a mi esposa. No estoy mirando bajo el agua, sin embargo, a propósito. Ella podría tener la impresión de que yo estaba haciendo otro experimento con tablas de surf y… bombas.

Lo siento, cariño, no sólo llevaba 4 kilos y medio de malla de acero como protección, sino que mi chaleco también está lleno de 9 kilos de plomos, lo que significa que me hundí muy rápido, pero también que la relación flotabilidad-peso era perfecta para darme práctica para caminar en la luna.

Es un pequeño paso, porque como muchos de ustedes, definitivamente no iré al espacio en mi vida, pero no se lo he mencionado a mi esposa.

Ahora que tengo las bolsas de batidos de pescado y todo el mundo estaba a una distancia segura, tuve que reventar estas estúpidas cosas, así que aquí vamos.

Después de un rato de estar metido en la jaula rodeado de sangre, todo se convirtió en una locura.

Los tiburones ya se han vuelto locos con el olor a sangre
Los tiburones ya se han vuelto locos con el olor a sangre. Fuente: Canal de Youtube de Mark Rober.

¡Dios mío! Los tiburones estaban literalmente tratando de comerme a través del fondo de la jaula, así que no me dejaron otra opción que defender mi honor. Y mi vida.

Todo el tiempo supimos que la parte más peligrosa sería cuando saliera de la jaula porque todavía estarían agitados y se avivarían para finalmente tener acceso al interior de la jaula, así que el plan era que uno de los otros buzos los distrajera hacia otro lado con la caja de carnada y luego saldría lo más silenciosamente posible para que no me notaran.

Saliendo de la jaula... ¡Sin tiburones cerca!
Saliendo de la jaula… ¡Sin tiburones cerca! Fuente: Canal de Youtube de Mark Rober.

¡Oh, Dios! ¡Qué pasada! De esta experiencia, lo que hemos aprendido es que los tiburones han estado en este planeta más tiempo que los dinosaurios o incluso los árboles lo han hecho, así que han tenido 400 millones de años de evolución para desarrollar estos instintos que son recompensados por oler la sangre de los peces.

Los humanos y las vacas serían una delicadeza extremadamente rara, así que tiene sentido que lo que verdaderamente está conectado a sus cerebros para sobrevivir es el olor del pescado.

Subiendo al barco
Subiendo al barco. Fuente: Canal de Youtube de Mark Rober.

Así que con todas mis extremidades intactas y con mi curiosidad completamente saciada, les dejaré con estas profundas palabras que en mi defensa podrían haber sido el drama: los humanos siempre somos el depredador, pero esta experiencia me dio una idea de lo que es ser un atún.

¡Gracias a los tiburones por no comerme!»

Aún quedaban tiburones merodeando la zona
Aún quedaban tiburones merodeando la zona. Fuente: Canal de Youtube de Mark Rober.

Increíble la historia de Mark, ¿No es cierto? Si quieres ver más vídeos de Mark, entra en su canal de Youtube.

Deja una respuesta